Gnomo

$600,00

Muñeca Waldorf - Gnomo - algodón y lana

El niño se ve representado en el muñeco humano y éste le ofrece el más amplio escenario para la construcción de si mismo.

Confeccionado en jersey de algodón, relleno con lana; colores: rosa, liila, celeste, rojo, amarillo, verde y azul. 

La tante, maestra de jardín Waldorf, recomienda:
Para desarrollar el juego representativo, elaborando allí las experiencias vividas o proyectando los deseos.

 

"Unos camaradas de juego divertidos son los muñecos o los gnomos, con los que se puede jugar a visto y no visto: los que nos dicen "¡cucú!" cada vez que aparecen. Con este juego los niños reconocen el cambio entre "estar"y no "estar", y se sorprenden una y otra vez. Estos pequeños muñecos acompañan a los niños y pueden vivir lo mismo que ellos viven a lo largo del día. Al levantarnos, por ejemplo, el gnomo todavía está durmiendo en su casita y durante el desayuno lo despertamos suavemente. ¡Pero no nos oye! Entonces el niño lo llama un poco más alto, mirando por dónde el gnomo sale  de su casita muy cuidadosamente, contento y animado. Durante el día, se va a buscar al pequeño gnomo cuando nos hemos hecho un poco de daño y en ocasiones especiales. Por iniciativa propia, los niños le cuentan al gnomo alguna que otra cosa. Cuando ya termina el día, el gnomo se va a dormir a su casita, y el niño también: "Sshh... el gnomo está durmiendo."
Párrafo extraído del libro De Uno a Cuatro de Paulien Bom y Machteld Huber. Ed Antroposofica.

 

Dimensiones: 28cm x 18cm x 7cm
Peso: 0.2kg